Consejero formaliza denuncia penal contra malos funcionarios del GRM, colocados a dedo por Jamocho Rodriguez, todo por el presunto delito contra la administración pública en la modalidad de omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales.

El consejero Máximo Ramos Apaza, en su calidad de presidente de la Comisión Ordinaria de Fiscalización y Control Interno, formalizó una denuncia penal contra un grupo de funcionarios del Gobierno Regional Moquegua, por el por el presunto delito contra la administración pública en la modalidad de omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales.

En la acusación estarían implicados el gerente general, Wildor Ferrer Zeballos; gerente de Administración, Alexander Bellano Javera y la jefa  de Recursos Humanos, Lidia Tito Cutipa; así como los exjefes de esta última área, Charles Ramos Quispe y Alejandro Fernández Dávila Valencia,  por haber omitido e incumplido funciones establecidas en los documentos de gestión y acuerdo regional.

De acuerdo a la denuncia, Ferrer Zeballos se habría rehusado a dar cumplimiento a la disposición emitida por el Consejo Regional de Moquegua.

El documento fue presentado ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moquegua, donde sustenta que los funcionarios habrían vulnerado documentos de gestión como el Reglamento de Organización de Funciones (ROF) y Manual de Organización de Funciones (MOF). Se adjunta como medios probatorios los contratos laborales realizados en el 2015, 2016 y 2017, donde se acredita que fueron suscritos sin previo concurso de méritos.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*