El dirigente que nadie quiere de nombre Manuel Burga confirmó que buscará una cuarta reelección en la FPF

Hace 23 años Manuel Burga llegó a la Federación Peruana de Fútbol. Ha sido secretario, tesorero, vicepresidente y presidente de la institución. Los hinchas piden su renuncia y el Poder Judicial lo ha procesado. ¿Será que le cae la noche al cuestionado dirigente o, como hasta ahora, saldrá incólume de todo?……La única vez que Manuel Burga Seoane , el cuestionado y más impopular de los dirigentes deportivos del Perú, se puso a derecho ante una autoridad, fue el 18 de junio de 2010.

A las 11:16 am, el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) compareció ante la comisión parlamentaria que investigaba la crisis del deporte , y del fútbol , presidida por el congresista Renzo Reggiardo.
Tres años después, le toco enfrentar al Poder Judicial . El 12° Juzgado Penal de Lima le ha abierto un proceso por delito contra la fe pública, fraude, usurpación de funciones y aceptación indebida de cargo –el de presidente de la FPF– en agravio del Estado y el Instituto Peruano del Deporte.    

“El fútbol te da fama y no prestigio. Siempre pasan estas cosas. Es regla general que hayan denuncias en este tipo de coyunturas, como en las elecciones. Yo creo que tenemos que cerrar filas frente a la bajeza y no dejarse amedrentar. Por eso yo me voy a presentar al cuarto mandato”, dijo el titular de la Federación Peruana de Fútbol en radio Unión.

El titular anunció que se postulará con una lista conformada por: Anibal Calle, Édgar Araníbar, y cuatro departametales Rubén Mesias (Arequipa), Luis Duarte(Ancash), Luis Alberto Sánchez (Ucayali) y Clodoaldo Berrocal (Ayacucho). Además dijo que cuenta con el apoyo del presidente de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional, Julio Pastor y el titular de la Segunda División, Francisco Gonzáles.944702

Burga , vestido con un impecable terno oscuro y una corbata de rombos, llegó escoltado por un par de policías ya que a aquella reunión estaba convocado “de grado o fuerza” . Su actitud era displicente. Miraba a todos lados, sin nerviosismo, como reconociendo el terreno.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*