Habitantes de poblados en la frontera de Moquegua y Puno sufren ataques verbales, además de falta de obras, “No dejan de atacarnos por las radios de Puno, solo porque siempre hemos dicho que somos moqueguanos”, dice Ismael Mamani (60), poblador de la zona.

La disputa por los límites entre Puno y Moquegua ha provocado que los centros poblados involucrados se queden olvidados. Aruntaya y Titire son dos pueblos del distrito de Carumas provincia moqueguana de Mariscal Nieto. Ambos también son reclamados por la región altiplánica como parte de su territorio, el problema se dialoga en el Gobierno Central y fue judicializado.

Estos poblados se ubican a 4 mil 800 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m). Sus habitantes se dedican a la crianza de camélidos sudamericanos, cuya actividad es el único sustento para las familias.

En Titire hay al menos 280 habitantes y en Aruntaya 115 familias. Este último no cuenta con centro de salud, ni con servicios básicos. Su alcalde, Rubén Vásquez, confirmó que los problemas alejaron la inversión en la zona.

Por su parte, Aquilino Mamani, presidente del CP Aruntaya, espera que las nuevas autoridades traten de poner fin a este lío. Además piden participar en las conversaciones para llegar a una solución.

Además sufren ataques verbales. “No dejan de atacarnos por las radios de Puno, solo porque siempre hemos dicho que somos moqueguanos”, dice Ismael Mamani (60), poblador de la zona.

Para el alcalde del CP Titire, Francisco Catacora aun persisten los malos tratos. “Entre aimaras no debemos atacarnos, llamamos a una reflexión”, señala.www.radioondaazul.com

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*