El contralor Édgar Alarcón dio a conocer el informe de la auditoría realizada a la adenda del contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero y señaló que se halló irregularidades.

La ejecución de la adenda número 1 en los términos pactados podría significar un perjuicio económico para el Estado, estimado en 40 millones de dólares”, expresó Alarcón en declaraciones a la prensa.

Asimismo, informó que los funcionarios involucrados en su totalidad son 10; seis funcionarios del Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC), 2 funcionarios del Ministerio Economía y Finanzas (MEF) y 2 de Ositran. “Las acciones legales se iniciarán el día de hoy ante el Ministerio Público”, anunció.

“La adenda 1, suscrita el 3 de febrero del 2017, entre el MTC y el concesionario Kuntur Wasi, se realizó sin que el concedente del MTC haya autorizado a un acreedor permitido, requisito indispensable para modificar el contrato dentro de los tres primeros años”, explicó

Asimismo, sostuvo que en noviembre del 2016, el MTC emitió pronunciamiento, señalando que no autorizaba el endeudamiento garantizado permitido debido a que los términos en los que fue presentado generarían un perjuicio económico al concedente.

“Al momento de la suscripción de la adenda 1, no existía una propuesta de endeudamiento garantizado permitido que estuviese sujeta a evaluación por el concedente”, añadió.

Según el contralor, la adenda 1 fue suscrita incumpliendo la normativa que regula a las asociaciones público privadas.

“Las acciones realizadas por los funcionarios habrían favorecido al concesionario pues no velaron que se cumpla con el contrato de concesión, al no contar con una propuesta de financiamiento. Estos hechos permitieron la irregular suscripción de la adenda 1”, finalizó.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!