Jorge Luis Choque Mamani. Titular de la Dirección Regional de Educación de Puno. Jorge Luis Choque Mamani. Titular de la Dirección Regional de Educación de Puno

12 mil 391 maestros en la región Puno rindieron un examen de conocimientos y el 85 % desaprobó. Jorge Luis Choque Mamani, titular de la Dirección Regional de Educación de Puno, intenta explicar la baja performance.

 

 

¿Qué le sugieren los resultados del domingo?

 

Preocupa que la evaluación no refleje las expectativas de la población. Los padres de familia quieren maestros ágiles en el manejo de estrategias para producir situaciones de aprendizaje. Ahora habría que verlo desde la perspectiva de cómo el profesor comprende lo que lee. En una evaluación el maestro debe comprender el mensaje. Si no han desarrollado técnicas y hábitos de lectura difícilmente entenderán. Eso lo reflejan los resultados.

 

 

¿Podríamos decir que los maestros no están capacitados para enseñar?

 

La evaluación estaba dirigida a medir cómo los maestros aplican las teorías pedagógicas que se supone deben dominar, tanto para reforzar y nivelar el aprendizaje de los alumnos.

 

 

¿Considera que el resultado refleja el nivel de la educación pública, al menos en Puno?

 

En Puno tenemos los más bajos niveles de rendimiento escolar. Eso quiere decir que como maestros no todos están educando en el nivel deseado. Hay docentes que se esfuerzan por formar alumnos capaces. Eso se ve reflejado en una mejor comprensión lectora de algunos colegios. Pero ese esfuerzo no se ve en todos.

 

 

¿Cómo hacer que las experiencias exitosas se repliquen en otros colegios?

 

Además de su formación pedagógica, el maestro debe fortalecer periódicamente sus capacidades a través de programas.

 

 

¿La educación actual requiere un cambio?

 

Tenemos un plan de fortalecimiento. Queremos salir de las tradicionales capacitaciones para enseñarles a los docentes cómo crear condiciones de aprendizaje y cómo pueden transmitir el conocimiento al alumno.

 

 

Para estos cambios se requiere el compromiso del docente y del Ministerio de Educación. ¿Quien debería dar el primer paso?

 

Los responsables son dos. Primero debe ser el sector educación que debe asegurar el recurso necesario para fortalecer la capacidad de los profesores. En segundo lugar debe haber el compromiso de los maestros, actores claves para que la educación cambie. De nada sirve que se aplique un programa de fortalecimiento si el maestro no lo usa. De seguir así las cosas, la agonía de la educación se prolongará.

 

 

¿Pero cómo hacer que el maestro tenga conciencia sobre su rol y compromiso?

 

Falta una fuerte campaña de sensibilización para que los maestros reflexionen sobre su rol. Ahora, tampoco hay que olvidar que la educación es integral. Hay responsabilidad delos medios de comunicación, padres de familia y sociedad.

 

 

¿El no haber cubierto las plazas ofertadas va a obligar al sector educación a contratar docentes jalados?

 

-Sí, necesariamente se va a tener que cubrir las plazas porque de alguna u otra manera hay un respaldo legal a favor de los maestros por haber participado del proceso. La comisión de contratos tendrá ahora que establecer cuánto será la nota mínima para acceder a una plaza de contrato.

 

-En conclusión, al Ministerio de Educación no le queda otra que contratar a maestros desaprobados.

 

-Para mí solo deberían ser contratados aquellos que tienen nota aprobatoria, pero es nuestra realidad.imagen-p--director-3

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*