Lenta ejecución de gasto en obra de carretera, A decir del presidente regional la ejecución de recursos a la fecha es “aceptable”. Sin embargo, dejó entrever que los profesionales que son parte del proyecto vial no trabajan al ritmo que él quisiera.

construccionGobierno Regional de Moquegua recibió en julio de este año una transferencia de 35 millones de soles del Tesoro Público para la obra de asfaltado de la carretera de integración Moquegua-Omate-Arequipa, uno de los proyectos emblemáticos de la gestión del presidente regional Martín Vizcarra.

 

La generosa partida presupuestal tiene la característica de poder revertir al Estado a fin de año, en caso no se haya gastado.

 

A cuatro meses de haber recibido la transferencia, el Gobierno Regional ha ejecutado 17 millones 794 mil soles, es decir 48%, en los tramos I (77 kilómetros) y III (9 kilómetros) de la obra vial. En promedio, el gasto por mes sería 4 millones de soles.

 

Así, aún tiene bajo el colchón 17 millones de soles y para ejecutarlo le quedan 14 días, antes de que concluya el presente año. El titular de la región asegura que “tiene todo fríamente calculado”, y sostiene que se ha estructurado el gasto hasta fin de año de tal forma que no se devolverá ni un sol al Tesoro Público.

 

Para conseguirlo, por ejemplo, se tiene previsto la compra de maquinaria por 5 millones de soles, inversión en obras de asfaltado y alcantarillas, pago adelantado del alquiler de maquinaria a las comunas de Mariscal Nieto y Torata, entre otras.

 

AMIGO SIN RITMO

 

A decir del presidente regional la ejecución de recursos a la fecha es “aceptable”. Sin embargo, dejó entrever que los profesionales que son parte del proyecto vial no trabajan al ritmo que él quisiera. “Están los profesionales que vienen de la actividad privada, y otros que no han ejecutado obras de tal impacto regional”, comentó.

 

Otro factor en contra sería la falta de organización administrativa del jefe del proyecto, Carlos Estremadoyro. Su remuneración llega a 12 mil soles, pero su experiencia laboral es básicamente en la actividad privada.

 

Este desconocimiento de la administración pública habría desencadenado la demora en la ejecución del presupuesto del Tesoro Público. Según Vizcarra, en los dos tramos de la carretera que ejecuta el Gobierno Regional, hay unas 50 máquinas dedicadas a trabajos de relleno y ensanche de la vía, y más de 3 frentes de más de cien obreros en acción, todos trabajando.

 

Si bien el panorama parece prometedor y de dedicación, hay obreros que aseguran que falta control y orden administrativo. Mientras Estremadoyro es el jefe del proyecto, el residente de la obra es Franz Flores.

 

A la falta de ritmo de algunos profesionales, aparece como otra causa de la lenta inversión, la demora en los procesos de selección de alquiler de maquinaria. Incluso algunos de estos concursos quedaban desierto, justificó Vizcarra.

 

Contra todo el titular de la región es optimista y no duda en sacar cara por el jefe del proyecto y amigo suyo, Carlos Estremadoyro. En su defensa dijo que el avance financiero puede estar lento, pero las obras físicas tienen un avance importante. “No se gasta por gastar sino con eficiencia”, recalcó.

 

Empero, esto no sería tan cierto ya que incluso Vizcarra se habría preocupado del desorden en los trabajos de la carretera y jaló las orejas a sus hombres de confianza.

 

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.