Pese a que ya visi­tó varias veces el Congreso para explicar la firma de la adenda del aeropuerto de Chinchero, el ministro de Transportes, Martín Vizcarra, no salió airoso del proceso de inter­pelación de ayer, tal y como esperaba.

Parlamentarios de diversas tiendas políticas cuestiona­ron su discurso y le pidieron apartarse del cargo antes de que la Contraloría emita su informe sobre el nuevo con­trato, que sería contrario a los intereses del gobierno.

En un principio, los repre­sentantes de la bancada de Fuerza Popular criticaron duramente a Vizcarra por llevar una portátil a las gale­rías del hemiciclo del Parla­mento que aplaudían a cada rato sus intervenciones y pifiaban las de la oposición.

“En las redes sociales apa­reció un hashtag #Vizca­rraHonestidad, no sé está en troll center, pero las fotos que pasan ahorita son fotos tomadas en este hemiciclo. Entonces, me pregunto si el ministro viene con asesores para que lo ayuden en las respuestas o para que le to­men foto a la calvicie de los congresistas”, se preguntó Luis Galarreta.

Por su parte, el vocero apris­ta, Mauricio Mulder, arreme­tió contra Vizcarra por no despedir a los funcionarios del MTC que firmaron el con­trato original de Chinchero que es lesivo para el Estado. Uno de los momentos más picantes fue durante la inter­vención del accionpopulista, Víctor Andrés García Belaun­de, quien consideró que el ministro es “débil y compla­ciente con los amigos del pre­sidente”. Incluso, lo calificó de “ignorante”. “Chinchero sí, pero sin choreo”, sostuvo, finalmente se acordó que el  Congreso de la República esperará al informe técnico que presentará la Contraloría sobre el contrato del aeropuerto de Chinchero, este lunes, para decidir la censura del ministro Martín Vizcarra.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!