Presidente Humala recuerda alzamiento de Locumba y defiende programas sociales

imagen-c-ollanta-nadinepresidente Ollanta Humala Tasso eligió el lejano distrito de Lamay, a casi dos horas de Cusco, para recordar el “locumbazo” ocurrido hace trece años. En el levantamiento militar participó Ollanta y su hermano Antauro Humala, que siendo militares se rebelaron contra el agonizante gobierno de Alberto Fujimori. El presidente llegó al distrito imperial para la firma del “Compromiso intersectorial e intergubernamental que promueve el desarrollo infantil temprano como prioridad de la política pública”.

 

El jefe de Estado confesó su orgullo de contribuir con “un granito de arena” en la lucha contra un gobierno que representaba una dictadura corrupta, violaciones a los derechos humanos y el militarismo político que destruyó instituciones y prostituyó el periodismo con la compra de medios de comunicación. También se especuló sobre el alzamiento. Para muchos, este sirvió de cortina de humo para permitir la fuga del exasesor de Fujimori, Vladimiro Montesinos, rumbo a Venezuela, en el velero Carisma.

 

“Frente a toda esa podredumbre nos levantamos los que teníamos que hacerlo para buscar nuestro camino, el que fortaleciera los valores de la democracia y respete la libertad y los derechos fundamentales”, apuntó.

 

Agregó que la acción militar de Locumba significó el surgimiento de un proyecto político nacional (nacionalismo) que está en el gobierno y tiene como prioridad la política social.

 

 

EN DEFENSA DE PROGRAMAS

 

Humala explicó que el gran reto del país es reducir las brechas de desigualdad con los programas sociales como política de estado. Agregó que la gran transformación es poner agua y desagüe en poblados y comunidades del interior del país, otorgar Beca 18 a los jóvenes, titular tierras, interconexión vial, entre otros.

 

En ese sentido, cuestionó a los líderes de los partidos políticos por criticar los programas sociales del actual régimen, por presentar deficiencias. Uno de esos ha sido Qali Warma, cuya aplicación provocó denuncias en varios colegios, en donde se entregó alimentos en mal estado.

 

“¿Quién pierde si como muchos reclaman, sacamos Qali Warma quitando almuerzos a colegios? ¿Los partidos políticos, el gobierno? Pierden los niños, nuestros hijos”.

 

Demandó a los políticos entender que el asistencialismo no busca réditos electorales, sino beneficiar a los sectores menos favorecidos del Perú.

 

“Aquellos partidos políticos que creen que eso (…) tenemos que decirles que si quieren tener futuro político miren más allá de lo evidente, que vean que esto es una política de estado y debemos fortalecerla”.

 

Humala destacó el respaldo que recibió en el “Compromiso intersectorial e intergubernamental para promover el desarrollo infantil temprano como prioridad de la política pública”, de parte del presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales, Javier Atkins; el vicepresidente de la Red de Municipalidades del Perú (AMPE), Fermín García; y del presidente de la Red de Municipalidades Rurales (Remurpe), Wilson Ibáñez.

 

De igual forma, suscribieron el compromiso los ministros de Salud, Desarrollo e Inclusión Social, Mujer y Poblaciones Vulnerables, Vivienda, Construcción y Saneamiento, y un representante del Ministerio de Educación. En el evento también estuvo presente la primera dama de la Nación, Nadine Heredia, quien fue confundida con Eliane Karp por el presidente regional de Cusco, Jorge Acurio. El mandatario espera que el siguiente año la iniciativa reciba el respaldo de los representantes de los partidos políticos. “Que se compren este compromiso, porque no es el compromiso del gobierno de turno. Necesitamos un punto de unidad política”, dijo.

 

 

 

Ministra Rubio destacó beneficios de programas sociales

 

La ministra de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Mónica Rubio, explicó que el compromiso suscrito ayer en Lamay (Calca) refuerza la apuesta por la atención y el desarrollo de la infancia durante sus primeros cinco años.

 

Refirió que los programas sociales han empezado a dar buenos resultados. Entre el 2011 y 2012, dijo Rubio, un millón 200 mil peruanos salieron de la situación de pobreza; la desnutrición crónica infantil pasó de 45% a 37%; las enfermedades diarreicas agudas (Edas) ahora solo afectan al 14% de niños, seis puntos menos.

 

El alcalde del distrito de Lamay, Julián Quispe, refirió que en esa localidad desde el 2005 se aplica el programa Qali Wawa (bebé sano), que consiste en el apoyo a madres gestantes y niños.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*