Con apoyo de agentes de seguridad ciudadana y  personal de Operaciones Especiales de la Policía Nacional (DOES), personal de la municipalidad procedió con el cierre definitivo de las cantinas. Colocando bloques de cemento en la puerta de los bares para evitar su reapertura.

Dos fiscales de la Fiscalía de Prevención del delito, participaron dando las garantías en la incautación de bienes.

La vivienda consignada con el N° 316 de la mencionada avenida fue la primera en ser intervenida, de propiedad de Adela Montes Morales, cantina que ya fue clausurada hace días, pero esta abrió una puerta adyacente para el ingreso de los clientes.

De los tres locales intervenidos, dos locales fue por no contar con licencia de funcionamiento y uno fue cierre definitivo.Sin-título-1111-1024x741

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!