Trece personas, entre funcionarios, ex-funcionarios (algunos investigados como presuntos autores de los delitos de peculado culposo) y miembros de la empresa de vigilancia Sudameris Segurity SAC, van cantando en el Ministerio Público sobre el robo de la caja fuerte de la EPS Moquegua con más de un millón de nuevos soles, perpetrado el 26 de junio de 2013.

Las declaraciones y testimonios reveladores, permiten retratar no solamente el caos y la informalidad imperantes en la entidad pública agraviada, sino el incumplimiento de funciones y competencias reguladas en el marco legal y los instrumentos de gestión institucional.         DECLARACIONES

Samuel Díaz Baraybar (Gerente General).- “Cuando asumí el cargo ya había contrato con Sudameris por dos vigilantes (uno de día y uno de noche), los mismos que no portaban armas. Inicié el trámite para el fideicomiso con Interbank con características de inembargable y estaba a la espera de la carta del banco para realizar el depósito de inmediato”. “Cuando asumí el cargo, el directorio (mi jefe inmediato superior) me ordena que se mantenga el dinero en la caja fuerte…”.

Katioska Malena Orihuela Delgado (Tesorera).– Enfatiza que no hay funcionario y/o trabajador encargado de dar seguridad al dinero existente en la caja fuerte. Solicitó verbalmente la seguridad del caso al administrador, quien le dijo que se constituiría un fideicomiso en Interbanck. Sobre la existencia del dinero en la caja fuerte, tenían conocimiento el gerente general, administrador, los jefes de línea y demás trabajadores. “Cuando hice el relevo con la anterior tesorera, no recibí ninguna clave, solo la llave y explicándome cómo se abría la caja (se introducía la llave en la chapa, se giraba la perilla hacia la derecha y abría)”.

Silvia Gladis Perca Quispe (Jefe de Contabilidad).– “Todas las personas conocían que había buena cantidad de dinero en la caja fuerte. La tesorera es la única que tiene la llave de la caja fuerte y la única con acceso al dinero de la misma. El vigilante tiene las llaves de ingreso a todas las oficinas, y después del horario de oficina no hay responsable del dinero de la caja fuerte”.

Jesús Walter Martínez Ramírez.- (Administrador).- “El dinero era guardado en la caja fuerte desde 2011. Nadie daba seguridad a la caja fuerte. El vigilante estaba desarmado. La chapa de la mampara principal está malograda. En Mayo de 2013 le solicitó verbalmente al gerente Díaz Baraybar ayuda para la seguridad, pero le dijo que no había presupuesto. Se tomó los servicios de un personal nocturno que laboraba en la EPS, pero se retiró por falta de presupuesto. No se atendió el requerimiento de compra de cámaras. Tesorería y Contabilidad, son responsables del cuidado del dinero”.

José Antonio Quispe Quispe (Asistente de Logística).- Afirma que tenía conocimiento que la caja fuerte se encontraba en la oficina de Tesorería colocada por encima de la pared, y que no existe contrato alguno con la empresa de seguridad desde junio de 2013.

Walter Domingo Santos Alejo (Jefe de Personal).- “El encargado de dar seguridad a la empresa y a los bienes patrimoniales, es el departamento de Logística. Para el ingreso a las instalaciones existen dos puertas, una para el ingreso del personal y otra para vehículos”.

Surama Diana Corazi Quispe (Gerente de Operaciones).– Reconoce que tenía pleno conocimiento que se guardaba el dinero en la oficina de Tesorería, pero puntualiza que desconocía la cantidad exacta.

Simona Luz Sajama Castro (Control Patrimonial y ex-tesorera).– Con los informes pertinentes, solicitó depositar el dinero en cuentas bancarias y cambio de clave. Comunicó la falta de espacio en la caja fuerte y la inconveniencia de seguir girando cheques a nombre de Tesorería; no recibiendo respuesta de Contabilidad, Administración y Gerencia General.

Leydi Mariela Sayra Castromonte (Jefa de Relaciones Públicas).– Al tiempo de ofrecer detalles sobre la forma como se enteró del hecho ilícito, refiere que no tenía conocimiento que se guardaba dinero en Tesorería, menos el monto, pero que todos los funcionarios sabían sobre el fideicomiso.

Alicia Ysela Coayla Zúñiga.– “A mediados de 2008 extravié la clave de seguridad de la caja fuerte por ello se quedó abierta y su único dispositivo de seguridad era la llave. Puse en conocimiento de Katioska Orihuela y Gladys Perca, no recibiendo ninguna respuesta hasta entregar el cargo. Cuando fui tesorera la caja fuerte o la oficina de Tesorería no tenían ningún tipo de seguro”.

Alberto Coayla Vilca (Alcalde).- Declara que el directorio aprobó que el dinero se guarde en el banco a través de un fideicomiso; que en la municipalidad hay una caja fuerte con cámaras de seguridad, desconociendo por qué en la EPS no se hizo lo propio.

Adolfo Cahui Bustincio (Supervisor de Sudameris Segurity SAC).- Declara que en la EPS brindan seguridad los agentes Erasmo Mamani Rodríguez y Alexis Jhoel Flores Condori, ninguno con arma de fuego porque no cuentan con licencia de DISCAMEC, desconociendo los motivos por los que no se hizo ese trámite, responsabilidad inherente al gerente de la empresa de seguridad.

Añade que el contrato concluyó en febrero de 2013, luego se firmó una adenda del 1º al 31 de marzo, y una segunda adenda del 1º de abril al 30 de mayo de 2013. “Desde esa fecha estamos laborando en forma irregular, sin ningún contrato de por medio; además no tenía conocimiento ni menos comunicación sobre la existencia del dinero en Tesorería”.

Alexis Jhoel Flores Condori (El otro vigilante).- No tenía conocimiento de la caja fuerte, porque el servicio consiste en vigilar las instalaciones de la EPS y no en las oficinas. Que el mes anterior, personas desconocidas violentaron la puerta de la cochera, una zona oscura sin luz eléctrica. Que visitó Tesorería a cargo de Katioska de 30 a 50 veces, sin ver la caja fuerte en esa oficina, para él no existió o nunca estuvo la caja en ese lugar.3.4.-hoja

Según la teoría del Ministerio Público, el cabecilla de la banda delincuencial “Los Chacas”), planifica y ejecuta el ilícito luego que uno de sus compinches y el policía le comunican que en Tesorería de la EPS había una caja fuerte con más de un millón de soles, sin mayor vigilancia.

Aprovechando el silencio y la oscuridad de la noche, a los 30 primeros minutos del 26 de junio de 2013, todos con el rostro cubierto ingresan a la EPS escalando el cerco perimétrico lateral, protagonizando los siguientes actos:

1) Reducen al vigilante Erasmo Mamani Rodríguez (32) golpeándolo en la cabeza con el arma, atándolo de manos y pies, teniéndolo en la caseta de vigilancia cubierto por una frazada, vigilado por dos de los hampones.

2) Los otros sujetos ingresan por la puerta principal, dirigiéndose a Tesorería forzando la puerta, donde desprende la caja fuerte que estaba empotrada a la pared y se la llevan, no sin antes tratar de abrir un armario metálico.

3) Salen de las oficinas hacia el patio y se dirigen hacia la puerta de acceso a la cochera (la cual estaba sin candado), rompen la armella y la abren para que el vehículo se aproxime lo más cerca posible para cargar la caja fuerte.

4) Emprenderían viaje con destino al puerto de Ilo, pero antes de llegar al peaje por orden del jefe se detienen, abren la caja, sacan el dinero y la abandonan, continuando el viaje sin pasar por el peaje para no dejar evidencias sobre el registro del vehículo.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*