triángulo interno y externo de mar en disputa, abarca 65,000 km2, gran parte le pertenece a Arequipa y en menor proporción a Moquegua , Tacna y a Chile. Tiene ricos recursos pesqueros, mineros y energéticos que yacen sobre sus profundidades aún no explotadas

Entre los cientos de recursos pesqueros en esa zona en litigio los principales son la anchoveta, el jurel y el calamar grande, mal llamado pota. Pero estos recursos son de alguna manera compartidos entre ambas naciones porque son migratorias.

 

Un fallo favorable para el Perú no solo debe significar recuperar esa parte, sino tomar conciencia del potencial pesquero, especialmente de la anchoveta que hoy desperdiciamos; recurso hidrobiológico más importante de nuestro mar, eslabón clave del ecosistema marino peruano y su sustentabilidad.

 

De la anchoveta depende el noventa por ciento de nuestra industria pesquera, no podemos seguir con las restricciones que han originado el Decreto Supremo 005 en la zona sur de nuestro país, el mismo que no permite a nuestros pescadores aprovechar los cientos de miles de toneladas de anchoveta; solo la pueden ver pero no la pueden pescar.

 

Miles de millones de dólares en anchoveta se pasan de nuestro mar al mar chileno, enriqueciendo y fortaleciendo a su industria pesquera. Lo más triste es que el mar frente a Tacna y Moquegua está en un 90% sin seguridad, casi desolado, puesto que la flota pesquera se ha retraido hacia Arequipa e Ica por las restricciones que el gobierno ha implantado en el sur; dejando de lado la importancia de desarrollar las fronteras vivas, tan importante con los vecinos que tenemos, que nos arrebataron más del 50% de nuestro territorio desde aquel 28 de julio de 1821.

 

El presidente Ollanta Humala debe saber que no hay mejor custodio que nuestra gente trabajando, cuidando que ningún foráneo ingrese sin permiso a nuestras tierras y a nuestro mar, la cuarta Región natural del Perú, como debería ser oficialmente.

 

El presidente Ollanta Humala ha vivido también de la pesca, trabajó junto con sus hermanos y tiene la oportunidad de corregir el error y trabajar de la mano con nuestros pesqueros para potenciar la pesquería en esa zona sur ahora desolada, como sí lo hizo el gobierno chileno con sus pesqueros de Arica e Iquique.

 

Tenemos ahora la gran posibilidad de obtener un fallo favorable , que nos permita recuperar nuestro territorio marítimo y ampliar nuestra zona de pesca, explotando sus recursos pesqueros como debe ser, en beneficio de la Nación.

 

Pero por encima de lo que significa el valor monetario está un valor trascendental e infinito, la soberanía, o en otras palabras lo que le pertenece a todos los Peruanos.90268

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*