Analistas y congresistas de oposición no esperan mucho del discurso. Además, realizan un balance negativo de la gestión.

El frío clima de la capital se apoderó también del ambiente político con el que se aguarda el mensaje a la nación que el presidente Ollanta Humala dirigirá esta mañana desde el Congreso.

Analistas y congresistas,III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur-Países Árabes (ASPA) mostraron su pesimismo y hasta preocupación frente a los eventuales anuncios del jefe de Estado y realizaron un balance negativo de su tercer año de gestión.

El analista político Enrique Castillo indicó que quisiera que el jefe de Estado formule un llamado para alcanzar acuerdos serios a favor de la economía y la seguridad ciudadana, así como un mensaje de tranquilidad que acabe con la actual política de confrontación.

Sin embargo, sostuvo que este discurso podría ser “una nueva oportunidad perdida” para enmendar los errores y regresar a la senda del crecimiento.

“Sería absurdo pensar que dará medidas populistas y no hará anuncios concretos. Imagino que privilegiará lo que considera sus logros, dará una lista de hechos. Nos dirá algo, pero nuestra percepción sobre el presente no cambiará mucho. No necesitamos grandilocuencia, sino eficiencia. Quiero equivocarme, ojalá nos tape la boca”, aseveró.

Advirtió que Humala podría privilegiar la tarea política partidaria y el estilo efectista y mediático de los ministros Ana Jara y Daniel Urresti con miras a las elecciones regionales y de 2016.

“La nueva conformación del gabinete lo que hace es mostrar que prefiere mantenerse encerrado en su casa y también nos muestra que no tiene ideas claras”, indicó.

MENSAJE CRUCIAL
El analista y periodista Aldo Mariátegui, en cambio, dijo que espera el discurso con “cierta expectativa” y señaló que se trata de un “mensaje crucial” para el país porque podría significar el punto de inflexión para el enfriamiento de la economía.

Manifestó que, si bien el mandatario no es un gran orador, podría aprovechar la tribuna del Congreso para “empujar” la economía, que se está frenando en muchos sectores, como la manufactura y la construcción.

“Humala tiene que levantar los ánimos. Como el entrenador en el medio tiempo, tiene que lanzar una arenga que haga sentir a la gente que las cosas van bien y que la economía mejorará y pasaremos este bache”, expresó.

De forma contraria, consideró que en el campo político-social no hay mucho que anunciar porque es un gobierno que ingresa a su cuarto año y ya no goza de la ventaja que algunos le otorgaban cuando solo esperaban “que no la malogre”.

Mariátegui calificó, además, el tercer año de gestión de Humala como “bastante mediocre”.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.