Cinco situaciones adversas que retratan el improvisado manejo del gobierno regional de Moquegua

En la gestión del Frente de Integración Regional Moquegua Integradora (FIRME), detectó la Contraloría General de la República producto de reciente visita de control.
De todos los hechos anómalos, el de mayor relevancia tiene que ver con la reducción de requisitos exigidos para funcionarios de confianza, al parecer con el objetivo de favorecer a recomendados, envarados y amigotes.
El informe fue comunicado al gobernador regional, Prof. Zenón Gregorio Cuevas Pare a través del Oficio N° 354-2019-OCI/5347 recibido por conducto regular el 03 de mayo de 2019.
HECHOS ADVERSOS
1) Legajos desactualizados no permiten verificar el cumplimiento de perfiles, restricciones, prohibiciones e inhabilitaciones, generando que no se conozca los conocimientos, capacidades y habilidades de los funcionarios que asegure una actuación eficaz y eficiente.
2) El puesto de personal de confianza no está previsto en el Cuadro de Asignación de Personal (CAP), lo cual no permite que los servicios brindados al gobierno regional se desarrollen con eficiencia.
3) El personal de confianza supera el 5% de plazas previstas (ocupadas y no ocupadas) del CAP, generando que el personal excedente no mantenga una relación jurídica-laboral válida con el gobierno regional.
4) Los documentos de gestión aprobados en diferentes años no guardan relación entre ellos, propiciando que los servicios brindados por el gobierno regional no se desarrollen con eficiencia en términos de buen uso de los recursos públicos.
5) El clasificador de cargos del gobierno regional ha sido modificado en febrero de 2019, reduciendo requisitos para personal de confianza, lo que podría afectar el cumplimiento de metas y objetivos institucionales.
BENEFICIADOS.- Los beneficiados con la modificación del clasificador de cargos, habrían sido el sociólogo Olger Alberto Jiménez Sardón (Gerente General), Abog. Carlos Alexander Murillo (Jefe de la Oficina Regional de Asesoría Jurídica), Abog. Johuel Edison Mamani Quispe (Jefe de la Oficina de Recursos Humanos) y el procurador público regional José Ascención Vergaray Ramos.
CAMBIOS CLAVES
En el clasificador del año 2018 se exigía amplia experiencia en administración pública, amplia especialización y capacitación en el área, conocimiento del inglés (para asesor), estudios de post grado y para el procurador 10 años de experiencia en defensa del Estado.
En el clasificados de 2019, se introduce la experiencia en el sector privado, se minimiza la especialización y capacitación en el área, se elimina el conocimiento del inglés (para los asesores), se excluye la experiencia en asuntos de defensa del Estado para el procurador y se elimina los estudios de post grado para todos los casos.
RECOMENDACIONES
1) Adoptar las acciones preventivas y correctivas que correspondan, en el marco de sus competencias y obligaciones en la gestión institucional, con el objeto de asegurar la continuidad del proceso y el logro de los objetivos de la verificación del personal de confianza.
2) El gobierno regional debe comunicar al órgano de Control Institucional las acciones preventivas y correctivas que implemente respecto a las cinco situaciones adversas contenidas en el informe de visita de control.
FUENTE: EL ROTATIVO.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.