Decenas de personas, entre familiares y amigos de las víctimas del accidente ocurrido el último domingo, en la competencia automovilística, a manera de protesta junto a los féretros de Elvis Layme Apaza (34) y Kevin Layme Ilasaca (10), se trasladarón a la puerta de la municipalidad Mariscal Nieto, para exigir justicia.

La multitud pedía hoy a gritos  la presencia del alcalde Alberto Coayla y de la gerente municipal, Marleni Alatrista; mientras que entre lágrimas de dolor, los padres del menor exigían  que la muerte de los primos no quede impune.

Ante la ausencia de las autoridades de la municipalidad que no diern la cara, el Sr. Wilson Layme, padre del niño fallecido junto a otros familiares trataron de ingresar a la institución, generando un enfrentamiento con los efectivos de Seguridad Ciudadana.

Los ataúdes fueron llevados en hombros por el mercado central y luego el del menor 11a la institución educativa Simón Bolívar, donde cursaba sus estudios. Ambos primos fuerón sepultados en el cementerio San Gabriel de Samegua.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.