En Moquegua huaico sorprendió al menor de 12 años y a su hermano de 8. Este último logró sobrevivir gracias a la ayuda del primero. INCREIBLE!!!!!

Una historia de heroísmo fue protagonizada por un menor de 12 años, quien sacrificó su vida por salvar la de su hermano en el distrito de Ubinas.

“Esta pérdida importante lo llora todo Moquegua. Ha sido un niño aplicado y estudioso que se dedicaba al estudio. Ha dejado cinco hermanos más y estaban muy esperanzados (en él)”, comentó el alcalde Ubinas.

El pasado viernes, el niño de 12 años se encontraba con su hermano, de ocho, pastando alpacas en inmediaciones del río Pillone en el distrito de Ubinas, cuando un deslizamiento de lodo y piedras los sorprendió al pasar muy cerca de ellos.

El más pequeño de los hermanos se acercó a observar el huaico, cuando resbaló debido a lo inestable del suelo y fue arrastrado por la corriente, contó Helio Abad, periodista local del medio de comunicación EPA Noticias.

El hermano mayor no lo pensó dos veces e intentó ayudarlo, pero entonces él mismo cayó y se vio atrapado en el lodo sin poder salir. Su familia lo reportó como desaparecido y horas más tarde su cuerpo sin vida fue hallado en un islote a un kilómetro del lugar donde ocurrió el accidente, cuenta Abad.

El fiscal de turno dispuso el levantamiento del cuerpo y fue trasladado a la morgue de la región de Arequipa, informó luego el gobernador regional, Zenón Cuevas.

El niño héroe, como se le ha considerado en Ubinas, era el tercero de seis hermanos, y vivía en el distrito de Ubinas en la provincia de Sánchez Cerro, región Moquegua. Cursaba el primer año de secundaria en la Institución Educativa de Pillone. Su padre y su exprofesora lo recuerdan como un niño alegre, aplicado y solidario con sus compañeros.

“Era el más estudioso y destacado de todos mis hijos. Todos sus profesores siempre me felicitaban”, contó su padre.

En tanto, su profesora Gladys Abad quien le enseñó durante los primeros grados de primaria, lo recuerda con cariño porque “era muy carismático, le gustaba compartir con sus compañeros y a sus amigos también les gustaba estar con él”.

Según contó a RPP Noticias, ayudaba a sus compañeros en sus trabajos y los animaba cuando había concursos en su colegio. Es más, llegó a ganar varias competencias de matemáticas y ciencias a nivel distrital, provincial y regional.

La docente lo recuerda empeñoso y lamentó que tardara entre dos y tres horas en llegar al colegio, pero lo hacía “siempre sonriente”. “Su sueño era contar con luz en todo el pueblo de Pillone, en [la provincia de] Candarave y sus cabañas, con internet y línea telefónica”, agregó Abad, actual directora de la institución.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.