Fiscal valiente José Domingo Pérez Gómez está dispuesto a explicar el caso, Ministerio Publico sustenta que fujimoristas se organizaron para cometer un crimen.

La Primera Sala Nacional de Apelaciones, dirigida por Edita Condori, dejó ayer al voto la intención de seguir investigando a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, por lavado de activos en el marco del denominado caso “fujicocteles”.

El fiscal valiente José Domingo Pérez Gómez está dispuesto a explicar el caso.

El fiscal valiente José Domingo Pérez Gómez está dispuesto a explicar el caso.

Durante la audiencia, el coordinador de las Fiscalías Antilavado, Rafael Vela Barba, salió a defender las pesquisas del fiscal valiente José Domingo Pérez Gómez, a cargo del referido proceso, para que este no pase al archivo.

Vela Barba llegó antes de la hora programada, las 11 de la mañana, a la Sala Penal Nacional, y sostuvo que si el Poder Judicial no avala la continuidad de las investigaciones se interferirá con el derecho a descubrir la verdad.

Decisión de jueza Elizabeth Arias Quispe favorece a Keiko.

Recordó que el fallo de la jueza Elizabeth Arias Quispe, la misma que archivó el caso en una instancia preliminar hace unos meses, motivó que el Ministerio Público rugiera, razón que los llevó a la audiencia de ayer luego de apelar la decisión.

“La resolución de la magistrada Arias Quispe afecta el derecho a la verdad, pues, de forma inaudita, en solo dos meses da por terminada la investigación referida a la señora Keiko Fujimori”, alegó el fiscal superior.

Esgrimió además que para el control de plazo debe tenerse en cuenta que las indagaciones del caso “fujicocteles” comenzaron años atrás bajo el antiguo Código de Procedimientos Penales, que por ley se adecúa al Código Procesal Penal.

Para zanjar el asunto, Vela Barba argumentó que la magistrada Arias Quispe olvidó que el Tribunal que comanda Condori aceptó la adecuación del polémico caso a la Ley de Crimen Organizado, dándole así la razón al Ministerio Público.

Sin embargo, los abogados del fujimorismo no dieron su brazo a torcer y también presentaron elementos que por momentos pudieron haber hecho dudar al Colegiado Superior que tiene en sus manos la oportunidad de descubrir la verdad.

En la otra orilla se encontraban los defensores de Fujimori y su esposo, Mark Vito: Los penalistas Edward García y Giuliana Loza. El primero reprochó que durante 22 meses de investigaciones solo se hayan efectuado 2 diligencias en torno al cónyuge de la lideresa.

Y es que el caso ya antes ha pasado por manos de otros fiscales, siendo el fiscal Pérez Gómez quien lo tomó recién hace un par de meses, razón que lo obligó a correr contra el tiempo, logrando así resultados que dieron más luces en torno al delito de lavado de dinero.

García prosiguió: “Cuando la Fiscalía abrió investigación, en marzo de 2016, ya se encontraba vigente la Ley Contra el Crimen Organizado; este caso se adecúa recién a esta modalidad cuando pedimos control de plazo”, es decir, la solicitud del archivamiento por exceso de tiempo.

A su turno, la abogada Loza retrucó diciendo que las pesquisas no tienen solo dos meses, como plantea el Ministerio Público, sino que el tiempo para realizar las pesquisas ya expiró. “No existe una norma que diga que una investigación preliminar dure 36 meses”, agregó.

Vela Barba pidió al tribunal revocar lo dispuesto por la jueza de investigación preparatoria y dijo que la magistrada olvidó que, en octubre pasado, la Sala Superior convalidó que la investigación a Fujimori fuera adecuada a la Ley Contra el Crimen Organizado que da a la Fiscalía hasta 36 meses para investigar.

El jurista Guillermo Olivera Díaz dijo que la Fiscalía tiene la convicción de que Fujimori y su esposo integrarían una organización criminal, lo que puede llamarse una banda como se decía coloquialmente antes.

ALGO MÁS
La Sala Condori solicitó documentación adicional para poder llegar a una conclusión, razón por la cual dejó al voto la intención del Ministerio Público. Sin embargo, una razón de peso que le podría dar un respiro a la Fiscalía es que este proceso no le resulta indiferente a dicho Tribunal.

En los próximos tres días, la Sala de Apelaciones de la Sala Penal Nacional decidirá si la investigación a Keiko Fujimori y su esposo por presunto lavado de activos, puede continuar o ya es tiempo de que sea archivada.

Los jueces Edita Condori Fernández, Sonia Torre Muñoz y Rómulo Carcausto Calla escucharon al fiscal superior Rafael Vela Barba y los abogados Giuliana Loza Ávalo, por Keiko Fujimori, y Edward García Navarro, por Vito Villanella.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.