Fiscalía de la Nación es la chacra de Vizcarra y ud lo permite?…

Si algo queda claro en la sucesión de escándalos que envuelven a Martín Vizcarra es que el vacado exmandatario manejó a su antojo el Ministerio Público y los vasos comunicantes de los dos casos más importantes, llámese Lava Jato y el denominado “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Las reuniones clandestinas del mismo Vizcarra, en el condominio de la calle Los Robles de San Isidro en el transcurso del año 2020, con las fiscales Sandra Castro y Rocío Sánchez, han develado la insólita relación que vulnera el principio de la autonomía de poderes y viola la Constitución.

Y es que ningún observador serio cree que las citadas magistradas buscaron al mandatario para solicitar seguridad, sino que mantuvieron esa relación directa, horizontal, por encima de sus jefes inmediato superiores, porque es en ese entonces ya se sabía que el exgobernador de Moquegua protagonizaba uno de los audios de los “Cuellos Blancos”.

Recordemos que si bien las escuchas -producto de interceptaciones legales- empezaron a ser difundidas por el portal de IDL-Reporteros de Gustavo Gorriti, el 7 de julio de 2018, también es cierto que se ocultó material que directamente comprometía a Vizcarra porque revelaba su amistad con el empresario Antonio Camayo, el soporte logístico del clan, con quien degustaba ron Zacapa.

En algún momento EXPRESO reconstruirá toda la trama de esta farsa de los “Cuellos Blancos”, pero es necesario tener ahora en cuenta el propio testimonio de Vizcarra ante la fiscal Rocío Sánchez, de fecha 24 de noviembre del año pasado.

La magistrada pregunta para que precise el grado de amistad o afinidad con la fiscal Sandra Castro. El entonces presidente de la República reconoce que la conoce porque coincidieron en dos reuniones de tipo matrimonial en un céntrico hotel de la capital.

“Debo precisar que tengo referencias de ella porque vive en el mismo condominio o conjunto habitacional donde vivo y alguna vez nos hemos visto y saludado como vecinos, ello con anterioridad a ser presidente (…) Luego de ser presidente, nunca nos hemos saludado o visto en el conjunto habitacional”, indica.

Estas declaraciones ahora resultan ser falsas por partida doble. Esto porque la misma Rocío Sánchez ha declarado ante los medios, cuando fue denunciada por favorecer económicamente a Camayo y por retardo en la administración de justicia en este caso, que Vizcarra se reunió tanto con Sandra Castro y con ella misma.

Es más, Rocío Sánchez y su colega Castro Castillo ya se habían reunido al parecer hasta cuatro veces con Vizcarra, una de ellas en 2018, cuando fueron supuestamente a pedir seguridad en el departamento 504 del condominio de la calle Los Robles 262, en San Isidro, en la vivienda de Ana Cecilia Ascama Chacaliaza, una contadora funcionaria de Osinergmin que falleció el 16 de febrero último en La Florida, Estados Unidos.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.