liberación de los investigados Ollanta y Nadine no significa que la justicia detendrá su trabajo de encontrar a los culpables por lavado de activos

Los especialistas coinciden que todos los sospechosos deben ser medidos por la misma vara y que es evidente que, en casos similares, la justicia solo persiguió a unos mientras que otros eran de alguna manera protegidos.

El analista Carlos Monge indicó: “Acá hay dos cosas diferentes, un debate legal y uno constitucional digamos a efecto de la naturaleza misma de la prisión preventiva y que viene a ser una especie de norma que se le aplica a todo el mundo de manera general. Hay algunos que sostienen que es una decisión que se ve caso por caso, y que en cada caso hay que evaluar los antecedentes”.

“Por ejemplo, en el caso de Alan García hay que evaluar que se fugó antes, que ha vivido diez años en el extranjero esperando que sus delitos prescriban. En el caso de la familia Fujimori, hay que evaluar el antecedente del padre que huyó del país llevándose veinte maletas y renunció por fax”, agregó.

CASO POR CASO

“A lo que voy, es que el Tribunal Constitucional ha tomado una decisión sobre un caso específico y puede haber habido cálculo político, una evaluación seria, calificaciones específicas del caso del comportamiento de los Humala, pero no sienta precedente ninguno porque el propio TC se ha esmerado en señalar que aquí no hay una evaluación del caso específico y muy particular”.

“De todas maneras ante la opinión pública, la gente está pidiendo que se mida a todos con la misma vara. La gente decía si Humala y Nadine están presos ¿por qué no lo están también Keiko y Alan? Y el mensaje que acá se podría estar lanzando es si ya salieron Humala y Nadine, entonces el mensaje es que Keiko, Alan y los otros no ingresarán”.

NO SIENTA PRECEDENTE

El analista político afirmó que el fallo del TC es ajeno a la actuación de la Fiscalía y el Poder Judicial y que estos tienen que actuar caso por caso, evaluar la situación, ver el comportamiento del acusado, y si es el caso tendrán que pedir prisión preventiva.

MEDIDAS INTERMEDIAS

Sostuvo que la prisión preventiva es el caso extremo para asegurar que un sospechoso no se fugue mientras dure su proceso de investigación pero hay otros mecanismos.

“Tranquilamente se podría dictar un impedimento de salida del país, y si intenta fugar se le hace más difícil o podría darles prisión domiciliaria que es una cuestión mucho más humana con una familia que tiene hijos menores como es el caso de los Humala”, dijo.

“Entonces, entre el extremo de la prisión preventiva y el extremo de decir están completamente libres hagan lo que quieran hay pasos intermedios. Por ejemplo una orden de registro mensual, eso puede impedir que no se vayan del país de manera permanente y pueden haber otras medidas intermedias para cautelar el interés del Estado que tenga la seguridad que estas personas estén disponibles para la investigación”, agregó.

ACELERAR PROCESOS DE INVESTIGACIÓN

Alberto Quintanilla, vocero de Nuevo Perú, en entrevista al Diario UNO, manifestó que los operadores de justicia del Poder Judicial y del Ministerio Público deben acelerar los procesos de investigación y juzgamiento porque ciertamente de los 70 mil presos en el Perú, 40 mil no tienen sentencia aún.

Quintanilla resaltó que “las autoridades tienen que seguir son su función e investigaciones, hay que respetar la independencia de las instituciones constitucionales como el Ministerio Público y el Poder Judicial”.

NO ES UNA ABSOLUCIÓN

“Esta resolución del TC no es una absolución de Nadine Heredia ni de Ollanta Humala, es simplemente el cambio de su situación de cómo van a afrontar su proceso judicial”, aseveró.

PODRÍAN UTILIZAR FALLO DEL TC

En entrevista al Diario UNO, el analista político Vicente Otta, aseguró que “el problema es que la liberación de Ollanta Humala y Nadine Heredia crea un precedente en el Tribunal Constitucional, por las mismas causas que se le dio la prisión preventiva a la ex pareja presidencial. Ahora al haberse declarado como que esa causa no justificaba la prisión preventiva ¿Cómo va a aplicarle una prisión preventiva ahora a Keiko, Alan o Kuczynski? Si es la misma acusación”.

Asimismo, subrayó: “Pero ahora el TC ha determinado que eso no amerita prisión preventiva, entonces prácticamente lo que ha hecho es cerrar el camino para que se pueda solicitar prisión preventiva a los otros políticos involucrados en corrupción, por similares delitos a los Humala-Heredia, ese es el problema, lo perverso, la astucia que hay detrás de esta medida”.

BLINDAJE

“No es que corrige un fallo, que podría ser, el hecho es ex profesamente para blindar a Keiko Fujimori, Alan García, PPK y hasta Toledo probablemente para crear una impunidad que favorezca a todos los involucrados en Lava Jato, ese es el problema”, agregó.

ACUERDO IMPLÍCITO O EXPLÍCITO

Otta aseveró: “Lo que ha quedado flotando es que en el Consejo Nacional de la Magistratura como en el sistema judicial hay un acuerdo implícito o explicito con el Tribunal Constitucional que falla a favor de la excarcelación de Humala-Heredia justamente para evitar el encarcelamiento de los otros involucrados”.

El analista político indicó: “Ahora con la excarcelación dirán que fue un exceso, esa es la trampa terrible pero que fortalece toda esta impunidad para toda esta clase política y estos líderes más representativos de la corrupción”.

“Tenía que haberse medido con la misma vara a todos los involucrados en corrupción, y Keiko, PPK, AG tendrían que haber estado ya en la cárcel porque están investigados por lavado de activos, recepción de dinero ilícito de Odebrecht pero solo estuvo en la cárcel Ollanta y su esposa”, aseguró Vicente Otta.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.