Dom. Abr 14th, 2024

La fuente principal de agua para consumo poblacional en el distrito de Samegua sigue turbia y con signos de posible contaminación, producto de la rotura de la tubería de Viña Blanca que abastece el campamento y las operaciones del asiento minero de Cuajone.
La alteración en el color y sabor del agua viene afectando no solamente a los mortificados pobladores del distrito de las paltas, sino inclusive a los habitantes que se dedican a la pesca artesanal en el río Moquegua, sector Osmore.
LO QUE SE CONOCE
Southern Peru Copper Corporation reconoce el colapso de la tubería principal de abastecimiento de agua de Viña Blanca hacia el asiento cuprífero; pero minimiza el problema dejando entrever que el agua turbia no estaría contaminada.
La Municipalidad Distrital de Samegua que, antes de la rotura de la tubería de la minera ya tenía dificultades en el normal suministro del líquido elemento, hace lo que puede para paliar el contratiempo repartiendo agua en cisternas.
Fiscalía de Prevención del Delito, a cargo del fiscal Manuel Armando Bernedo Danz, anunció que se emitió una disposición fiscal disponiendo el inicio del procedimiento correspondiente contra la minera Sourhern Perú.
LO QUE NO SE CONOCE
No se sabe si los genios del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA-Moquegua) iniciaron proceso administrativo investigador y/o sancionador contra la empresa dueña de la tubería que colapsó.
Oficialmente no se sabe si los especialistas de la Dirección Regional de Salud Moquegua tomaron muestras del agua turbia para ser sometidas a análisis de laboratorio, con miras a confirmar o desvirtuar contaminación del líquido elemento.
Tampoco se conoce pronunciamiento alguno de parte de los funcionarios públicos que laboran percibiendo sueldos dorados en la Administración Local de Agua (ALA-Moquegua), Fiscalía Ambiental y Defensoría del Pueblo.
BOMBA DE TIEMPO
La presencia de grandes minas a tajo abierto operando (con la venia del Estado peruano) en cabecera de cuenca hídrica y en pleno cauce de ríos, siempre serán una bomba de tiempo ahora y en el futuro, poniendo en riesgo no sólo la calidad y cantidad de agua, sino la salud y la vida de humanos, animales, plantas y la AUTORIDADES BIEN GRACIAS.

By prensa

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *