MOQUEGUA, UNA REGION CADA VEZ MAS CERCENADA, Como si el destino le hubiese condenado a no gozar de su intangibilidad territorial, así como al Perú le cercenaron territorio los países vecinos.

CON TACNA

En 1954, cuando la provincia de Mariscal Nieto aún incluía Ilo, perdió varios kilómetros cuadrados, con la segregación de Toquepala (en cuyo seno está uno de los asientos mineros más importantes del país y del mundo), producto de la influencia política en el gobierno central de turno.

El segundo desmembramiento del suelo moqueguano, se produjo con la creación del distrito de Ite (octubre de 1961), en el gobierno de Manuel Prado, privándonos de las ricas salineras de Puite, con la sal más pura del mundo, con un contenido de 99 % de cloruro de sodio.

La tercera arremetida surge el año 2006 con el Proyecto de Ley Nº 712, según el cual la provincia de Candarave limita por el norte con la provincia de Mariscal Nieto (Moquegua), iniciando en la cumbre Toro, continuando en dirección noroeste, pasando por la divisoria de aguas de la Quebrada Irocahua (Tributario de la Laguna de Suchez)…hasta alcanzar la cumbre del Cerro Vizcachas.

Pero, según la Ley Nº 24887 de 1988, que crea la provincia de Candarave, ésta limita con los departamentos de Moquegua y Puno, siguiendo el límite departamental, a partir de la cumbre del cerro Toro hasta llegar a la cumbre del Cerro San Francisco; lo que significa que la citada norma no establecía que Huaytire y Suchez pertenecen a Tacna, infiriéndose que existe una imprecisión normativa y limítrofe.

Como si lo descrito no fuere suficiente, a comienzos de abril de 2014 el Poder Ejecutivo presentó al Congreso el Proyecto de Ley Nº 3355/2013, denominado Ley de Saneamiento y Organización Territorial de la Provincia y Distrito de Candarave, el mismo que sesgada y unilateralmente terminaría legalizando el voraz afán expansionista del vecino.

Producto de la arremetida de sus colindantes, Moquegua no solamente perdió kilómetros cuadrados de suelo, sino vio afectado su desarrollo económico, porque los espacios que le van quitando tienen valiosos recursos naturales.

FRÍA REFLEXION

Bajo esta accidentada relación limítrofe, habría que preguntarse ¿qué rol jugaron los alcaldes, diputados, prefectos, subprefectos y jefes sectoriales, en defensa del territorio moqueguano?

Histórica, legal y hasta técnicamente la razón le asiste a Moquegua; sin embargo, si los dos ilustres congresistas, así como las autoridades regionales, sectoriales y municipales, no despiertan y se ponen pilas, la región seguirá perdiendo terreno.

La sociedad civil, también juega un gran papel, siempre y cuando esté unida, pero desafortunadamente existen varios organismos con la careta de frentes de defensa, cada cual con directivos desgastados, adormecidos y sin liderazgo. ¡Unidos podemos hacernos respetar; divididos, jamás!mapa-moquegua

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.