Obras por impuestos, pros y contras de un mecanismo en época de vacas flacas

imagesDesde que la Ley de Obras por Impuestos (Nº 29230) entró en vigencia hace tres años, los gobiernos regionales y locales del país acumularon una deuda de S/.641 millones con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Esta será devuelta reteniendo el 30% del canon minero que les entreguen los próximos seis años.

 

Es que la modalidad de obras por impuestos no es otra cosa que un préstamo a futuro. Consiste en que una empresa privada financie un proyecto a condición de no tributar lo invertido a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) a fin de año.

 

«Y ese dinero, el Estado lo recuperará del canon de los gobiernos que trabajen con esta modalidad», explica el jefe de asesores del Gobierno Regional de Arequipa (GRA), Carlos Leyton Muñoz. En las regiones del sur (Arequipa, Moquegua, Tacna, Puno y Cusco) bajo este mecanismo se generó una deuda de S/. 405.85 millones de su canon comprometido y la Región Arequipa S/. 293.350 millones (ver infografía).

 

Leyton admite que esta forma de ejecutar obras afecta la disponibilidad presupuestaria de las gestiones futuras. «Pero los proyectos no pueden esperar y este método es una buena alternativa», se justifica.En Arequipa se realizaron cinco obras con financiamiento de privados. El más importante es el puente Chilina con S/. 245 millones a cargo de Southern, Interbank y Backus. La participación de las empresas en este programa es regulada por Proinversión, organismo encargado de publicar las obras a licitarse.

 

Según esa entidad, los gobiernos locales de Arequipa pueden endeudarse hasta con mil 500 millones de soles. El tope varía de acuerdo a la cantidad de canon minero que recibe un municipio. En su página web están detallados los techos de financiamiento para cada tipo de gobierno. Los montos van desde los S/. 687 mil (Tomepampa – La Unión) hasta los S/. 73 millones en el caso de la provincia de Caravelí.

 

«Pero este año nos redujeron el techo presupuestal por la caída del canon (en 43.5% a diferencia de 2012)», reclama el presidente de la Asociación de Alcaldes de Arequipa, Omar Candia Aguilar.

 

A modo de ejemplo, asegura que la comuna de Alto Selva Alegre podía endeudarse hasta con S/. 50 millones, pero ahora solo podrá hacerlo con S/. 30 millones. «Nos limitan la posibilidad de hacer obras por todos lados», aduce.

 

PIDEN AMPLIAR PLAZOS

A la merma del canon, los alcaldes deben hacer frente a otro inconveniente: pagar al MEF sus deudas contraídas. En este punto, el coordinador interregional de la Asociación de Municipalidades del Perú (Ampe), Elvis Delgado Bacigalupi, propone una solución técnica: ampliar los plazos de pago de seis a más años.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.