Sentenciado por terrorismo es candidato en La Capilla, A nivel nacional existen cinco candidatos a diversos cargos públicos que declararon tener una sentencia por terrorismo. Entre ellos está el aspirante al sillón municipal de La Capilla, Martín Agusto Peñaloza Ope.

Este postula por la organización política distrital Por la Nueva Capilla. Según su hoja de vida, en 1991 fue sentenciado por terrorismo y otros delitos por un Juzgado Penal Colectivo. Además, en 1984 tuvo otra condena por abuso de autoridad.

Por el momento la inscripción de su lista fue declarada inadmisible por el Jurado Electoral Especial (JEE) de Mariscal Nieto. Solo tres de los cinco regidores pasaron el control del ente electoral.

También se observó la inscripción de Peñaloza, quien no adjuntó el original ni copia legalizada de licencia sin goce de haber o algún documento sobre su trabajo en el municipio distrital de La Capilla.

Peñaloza, según su hoja de vida, es un obrero municipal desde el 2007. Ingresó en la gestión (2007-2010) del exalcalde Renato Olín Apaza.

En el 2009, el ahora candidato fue investigado por una presunta falsificación de sellos y firmas de la notaría del distrito con el objetivo de adulterar planillas de trabajadores. En la investigación también se involucró al exalcalde.

Mientras tanto, Olín Apaza actualmente purga condena en el penal de Samegua. En julio del año pasado, la exautoridad fue sentenciada a 5 años de cárcel efectiva por el delito de peculado, al haberse apropiado de donaciones que le fueron entregadas para atender el friaje del 2009.

Ese año, Aduanas transfirió donativos consistentes en ropa y zapatillas, además de fardos de prendas usadas, valorizadas en 26 mil soles. La población afectada recibió los donativos varios meses después.imagen-la-capilla-ok

Además el JEE detectó que la candidata a regidora en la lista de Peñaloza, Raquel Chire Flores, no acredita el tiempo de residencia mínimo en el distrito. Mientras que el aspirante a concejal, Dante Virgilio Cornejo Béjar, no presentó licencia sin goce de haber por tener vínculo laboral con el municipio de la zona.

Ante esta realidad, el sociólogo Alfredo Gamio Távara opina que con este caso se demuestra que los candidatos para el proceso electoral del 5 de octubre no tienen vocación de servicio, sino en su gran mayoría ven la posible elección como una solución a sus problemas económicos.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.