Su cobarde suicidio no puede transformar a Garcia en un mártir en el Perú

«Espero se entienda que la detención de Alan García significaba para la mayoría de este país, una celebración. Su cobarde suicidio (o intento de) no puede transformar a Garcia en un mártir, un pobrecito, al cual debemos respetar su memoria. Fue su decisión, la cual impacta cobardemente en todos. Cayó, vivo o muerto, y es el fin de un era nefasta de corrupción bajo su mando. Se que la mayoría lo hubieramos preferido tras las rejas, pero no dejemos que este hecho cambié la historia y muestre a Garcia por lo que realmente es, un cobarde ladrón mentiroso.
Los apristas van a decir que su suicido fue producto del odio; no es así. Su suicido ha sido producto del miedo a dar la cara por los cientos de delitos cometidos en sus gobiernos. Su ego era/es tan grande que prefiere morir para transformar su memoria y glorificarlo durante años. El delirio era colosal, y su inteligencia también, pero su muerte como estrategia de liberar la memoria del hombre no debe ser permitida. No hay nada que glorificar.
Lamento que su familia tenga que enfrentarse a sus mala decisiones.»..» popi olivera.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.