Tacneños armaron escándalo en comisaría de Samegua, bochornosa escena protagonizaron dos hermanos, en la comisaría de Samegua, la noche del lunes. «Te voy a denunciar, diré que me han pegado. No soy reincidente, primo, no voy a ir a la cárcel» vociferaba en reiteradas el muchacho que aparece en la fotografía que acompaña esta nota. A su lado, se encuentra su progenitor quien pedía explicaciones de por qué la Policía había detenido a sus dos hijos.

Minutos antes, estuvo la madre de los detenidos, sollozaba e intentaba calmar a su hijo, que presenta manchas de sangre en la ropa; pero éste le insultaba y en momentos quería golpearle, pidiéndole con desesperación que llame a su abogado. Alegaba que es estudiante de derecho y que saldrá libre de ésta.image_content_high_49415551_20140730091447

Ese día, a las 20:50 horas, Branco Gehomar Condori Salamanca y su hermano Elmo Marquiño, se encontraban en la calle Emancipación, distrito de Samegua.

Por esa misma zona, en la intersección con la calle Huayna Cápac, caminaba Rolando Ramos Mamani (46) junto a otra persona más. Los dos muchachos, que portaban un cuchillo y otro objeto punzocorante (un muelle de vehículo aplastado) asustaron a los dos transeúntes.

Rolando escapó y corrió a la Comisaría, pidiendo ayuda. Los agentes de dicha depedencia, salieron en búsqueda de los muchachos, logrando ubicarlos a inmediaciones del Mercado de Samegua.

Sin embargo, los sujetos pusieron tenaz resistencia y uno de ellos se enfrentó a un agente de la Sección de Investigación Criminal (Seincri) agrediendole físicamente, según el parte policial.

Los demás agentes, redujeron a los agresivos jóvenes y los trasladaron a la Dependencia Policial. Allí se armó otro escándalo, por lo que tuvieron que separar a los intervenidos. Minutos después llegaron los padres de los jóvenes, que presentaban visibles síntomas de ebriedad.

Julio Ernesto Condori Luque (60) dijo ser padre de los intervenidos. Sin embargo durante las diligencias policiales. Los padres de los detenidos, dijeron que Elmo Marquiño, era menor de edad y que tenía 17 años.

Se pidió apoyo del Departamento de Investigación Criminal (Depincri). Tras identificarlos, plenamente, descubrieron que los progenitores, habían mentido. Ambos muchachos tenían 19 años, procedentes de la ciudad de Tacna.

Quedaron en calidad de detenidos durante 24 horas, por el presunto delito contra el patrimonio, robo agravado en grado de tentativa. De igual modo, por el presunto delito de resistencia y violencia a la autoridad. Trascendió que debido a que los detenidos no agredieron físicamente al agraviado ni le quitaron alguna pertenencia, quedarían en libertad. La Fiscalía evaluaba dicha situación ayer.

Compartir ahora es fácil... hazlo ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.